Eliana Vaca, directora creativa de El poder de elegir, un proyecto de Chicas Poderosas

Entrevista: “Hicimos nuestras propias reglas para tener la libertad de crear”

La iniciativa de verificación nació para las elección presidencial en Colombia de 2018, la metodología la han expandido a otros países como Venezuela y Brasil. Esta red de mujeres se hace cargo de la desinformación a través de Whatsapp con códigos visuales atractivos, en un contexto en que la opinión llama más la atención que los datos.

Entrevista: “Hicimos nuestras propias reglas para tener la libertad de crear”

Por Banessa Blanco, Martín Cerda, María Jesús Herranz y Thomás Valdés

La organización Chicas poderosas, fundada en 2013 por Mariana Santos, potencia la participación de mujeres en labores asociadas a la tecnología en medios de comunicación, unidas en diferentes países del mundo.

En el contexto de la elección presidencial de Colombia en 2018, la rama de ese país de Chicas poderosas comenzó el proyecto colaborativo de fact checking: El poder de elegir, para monitorear la información política que se viralizaba por WhatsApp.

En este video, la co-fundadora de El poder de elegir, Lia Valero, responde al cuestionario de factchecking.cl

“Ante este panorama de desinformación, nació una necesidad urgente por combatirla y tratar de generar un cambio”, dice Eliana Vaca, directora creativa de Chicas Poderosas en Colombia. Utilizan la misma plataforma para compartir verificaciones con elementos multimedia y además invitan permanentemente a los usuarios a enviarles historias para chequear.

Todas las imágenes extraídas del sitio web de El Poder de Elegir.

—¿Cómo nace este proyecto?

—Los ciudadanos están constantemente bombardeados por desinformación y el principal medio es WhatsApp. El plebiscito es prueba de ello: la mayoría de gente votó por el NO a la paz, principalmente porque estaban siendo desinformados. En 2018 se sumaron a este proceso las elecciones presidenciales y el bombardeo de desinformación, resultando en un caos.

Ante este panorama de desinformación nació una necesidad urgente por combatirla y tratar de empezar a generar un cambio, sobre todo en elecciones tan decisivas para el país. Queríamos que el ciudadano votase por quien quisiera, pero informado y consciente.

—¿Su metodología la basan en otra ya existente? ¿La desarrollaron ustedes?

—Usamos como referentes los parámetros de la International Fact Checking Network y Chequeado de Argentina.

—¿Y los criterios?  

El poder de elegir tiene principios alineados a nuestra creencia de que la verificación transparente y no partidista es un poderoso instrumento para el periodismo de rendición de cuentas. Está la responsabilidad de seleccionar y verificar las cadenas sin sesgos ni preferencias ideológicas, de orientación sexual, raza o religión, ni tomar posición política. En ningún caso emitimos opiniones, y tratamos de incluir distintos puntos de vista, buscando una conclusión balanceada.

Entregamos toda la claridad posible sobre el uso de fuentes para que los lectores puedan verificar por sí mismos, excepto en casos en que la seguridad personal de una fuente pudiese verse comprometida.

También describimos y explicamos nuestra metodología en todas sus fases para que el público entienda claramente cómo seleccionamos, investigamos, escribimos, editamos y publicamos las verificaciones, y les damos la posibilidad de reclamar para hacer correcciones de ser necesario.

Los cuatros pasos con los que trabaja Chicas Poderosas para verificar mensajes que se comparten por Whatsapp.

—¿De qué manera garantizan la transparencia en su proceso de verificación? ¿Cómo deciden los temas a chequear?

—Seguimos cuatro pasos que son como nuestro mantra: la relevancia del tema, el panorama electoral, el grado de circulación en redes y la incidencia del tema. Tratamos temas relacionados con el acontecer electoral, derechos ciudadanos y socio ambientales.

—¿Cómo mantienen su independencia?

—No dependemos de ningún medio o editorial, ya que creamos el proyecto. Nosotras hicimos nuestras propias reglas para tener la libertad de crear, formamos nuestro propio equipo con nuestros propios editores.

—¿Tienen una verificación que consideren un hito?

—Cuando lanzamos el “hilo verificado” (responden a la misma cadena de WhatsApp por la que llega una información, esta vez chequeada). Queríamos que el usuario tuviera una inmersión dentro del proceso del chequeo y hacerlo sentir como un investigador. La idea fue innovar en cómo mostrar las verificaciones usando lenguajes comunes y encuestas. Fue todo un éxito.

—¿Han recibido reclamos o represalias por lo que han publicado?

—Sí, dos veces. La primera estábamos desmintiendo una foto, diciendo que lo que se afirmaba en ella era falso, pero el autor de la foto no se tomó la molestia de mirar el hilo y nos acusó de difundir información falsa. También nos dimos cuenta de que fallamos en no consultar a la fuente original. Hace poco cuando empezamos a chequear Venezuela, recibimos malos comentarios, pues los opositores siempre tendrán comentarios en contra.

—¿Qué rol creen que tiene el fact checking en ese contexto?

—He aprendido que lo más peligroso en cualquier escenario de cambio y de polaridad son las opiniones. Estas mutan, son pasionales y están cargadas de sentimientos. El fact checking y la verificación no hablan desde los sentimientos, hablan con hechos, datos, cifras oficiales, fuentes oficiales, y ese sí que es un poder grande en este tipo de escenarios: el poder de mediar.

Equipo El Poder de Elegir, del sitio web de Chicas Poderosas.

—¿Creen que estos elementos influyeron en la llegada de un candidato de centro izquierda a la segunda vuelta presidencial en Colombia?

—El fact checking y la verificación no piensan en derecha o izquierda, creo que es un discurso que va más allá, porque la desinformación y los ataques llegan desde todos los partidos políticos.

La pregunta sería: ¿el fact checking influye en las elecciones? Y la respuesta para mí es sí. Iniciativas como Verificado 2018, son un claro ejemplo de ello.

En este video, la periodista María Martha Bruno de El poder de elegir Brasil, responde al cuestionario de factchecking.cl

—¿Conocen a su audiencia? ¿Es un desafío?

Nos preguntamos: ¿Para quién estoy verificando? ¿Qué características tiene ese público? ¿Cuál es su lenguaje común? Así, se decidió impactar tres tipos de público objetivo, que tienen franjas de edad tentativas y características diversas, por lo que las estrategias de comunicación y diseño cambian: el usuario de Twitter, el usuario activo de WhatsApp y el público adulto usuario de WhatsApp, menos activo.

El diseño y la comunicación son fundamentales en el proyecto, ya que una de nuestras propuestas de innovación se centra en las nuevas formas de mostrar la información verificada. En el diseño, que entendemos como una herramienta que posibilita la mediación cultural, aplicamos la metodología I+D+D+I: Investigación, Diseño, Desarrollo e Innovación. La estrategia de diseño se estructuró pensando en el medio por el cual circula la información, el público objetivo y los nuevos lenguajes de las redes sociales. Identificamos que los gifs eran confusos de entender para las personas mayores, así que decidimos implementar piezas de audio en SoundCloud para ese público, por ejemplo.

En este video la verificadora de Chicas poderosas, Daian Alexa Muñoz, responde al cuestionario de www.factchecking.cl

—¿Cómo se financia El poder de elegir?

—Usamos CANVAS y las metodologías de I+D+D+I, que expliqué antes. Nuestro trabajo empezó 100% voluntario y con dinero propio, muchas haciendo dos labores. Buscamos primero capacitar a nuestro equipo a través de alianzas, sin perder nuestro foco principal: fortalecer el periodismo regional.

Nuestra propuesta de valor es crear una guía metodológica de adaptación de herramientas ya existentes para poder hacer un newsroom colaborativo online de fact checking enfocado en WhatsApp.

 —¿Tienen pensado ampliar sus redes con organizaciones similares de otros continentes?

—Estamos hablando con un equipo de Taiwán llamado cofacts que está trabajando con Telegram. La idea es que en todos los procesos e iniciativas crosscheck podamos ayudarnos entre todos, ya que el problema de la desinformación es global. Tenemos aliados internacionales fuertes como First Draft y Meedan, los que hicieron que ganáramos credibilidad en el país. Nos aliamos con Colombiacheck y el Facebook Journalism Project. Luego de un proceso grande obtuvimos un grant de Open Society Foundations para la optimización metodológica.

Nombre del proyecto Entidad en que se desarrolla Año de fundación Editor/Director URL
El Poder de Elegir Chicas Poderosas, Colombia 2017 Lia Valero, Editora y Co-directora https://chicaspoderosas.org/es/

 

Esta entrevista fue realizada por los estudiantes del curso Análisis Comparado de Periodismo de la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica de Chile: Banessa Blanco, Martín Cerda, María Jesús Herranz y Thomás Valdés.

Lost Password